¿Qué es la legionella?

La legionella es una bacteria que vive libre en el ambiente y está presente en todos los hábitats acuáticos: aguas superficiales de lagos, ríos, estanques, aguas termales.

Legionela es el nombre común del género Legionella, que agrupa bacterias Gram negativas con forma de bacilo. Viven en aguas estancadas con un amplio rango de temperatura, preferiblemente superior a 35ºC. Su crecimiento se ve favorecido por la presencia de materia orgánica. Poseen respiración aerobia y un flagelo para desplazarse. Dentro de este género existen 48 especies y un total de unos 78 serotipos. Algunas de las especies de legionela pueden infectar a humanos. La especie más importante en este aspecto es Legionella pneumophila por sus implicaciones médicas. La legionela puede multiplicarse dentro de amebas y su cocultivo es a veces el mejor método conocido para detectar su presencia infecciosa.

La infección por legionela se denomina legionelosis, pudiendo presentarse como una enfermedad febril, bien de carácter leve y sin focalización pulmonar denominada fiebre de Pontiac, o bien de carácter severo como una neumonía atípica denominada enfermedad del legionario. Puede llevar a complicaciones pulmonares y sus síntomas son: fatiga, dificultad para respirar y en ocasiones diarrea o dolores musculares. La mayor fuente de contagio es el sistema de aguas de grandes edificios, hoteles y hospitales, humidificadoras, máquinas de rocío, espás y fuentes de agua termal. Los sistemas de aire acondicionado son también una fuente relevante de legionela.

La transmisión más habitual del microorganismo es mediante vía aérea, a través de aerosoles, gotas micróscopicas de agua en suspensión. La inhalación de estos aerosoles puede provocar problemas de respiración, hasta incluso llegar a una neumonía. A gran escala, la legionella es capaz de provocar epidemias si no se realiza un control y una prevención oportuna sobre la misma. Puede afectar a la población adulta, siendo la gente de mayor edad las personas con un mayor riesgo de infección de legionelosis, así como también aquellas personas que sufran problemas respiratorios o pulmonares.

FUENTES

TORRE DE REFRIGERACIÓN

RÍOS

ACUMULADOR DE ACS

RIEGO POR ASPERSIÓN

DEPÓSITO DE AGUA FRÍA

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE PREVENIRLA?

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE PREVENIRLA?

Para prevenir esta enfermedad, es preciso adoptar medidas dirigidas a evitar todas las condiciones que favorecen que las bacterias de la legionella puedan colonizar un medio, se multipliquen, y se dispersen en el ambiente. La estrategia de control y prevención de la legionella pasa por aplicar unos métodos efectivos con un mantenimiento adecuado de incrustaciones y corrosiones mediante una correcta cloración. Por otro lado, la temperatura del agua fría no puede ser superior a 20-25ºC y la del agua caliente nunca debe ser inferior a 50ºC. En los acumuladores del agua caliente la temperatura nunca debe bajar de 60ºC para evitar en la medida de lo posible la aparición de Legionella.

¿CÓMO HACERLO?

¿CÓMO HACERLO?

Las medidas preventivas para evitar la Legionella se basan en :
-Evitar estancamientos de agua, con un diseño adecuado de las instalaciones.
-Eliminar o reducir la suciedad, siguiendo un programa de mantenimiento.
-Impedir la proliferación y supervivencia de la bacteria en la instalación, mediante una desinfección
continua de la misma y el control de la temperatura.

STOP LEGIONELLA 

Damos servicios en; Murcia,
Alicante y Albacete

C/ Río Quipar, 7
Pol. Ind. El Saladar
Lorquí (Murcia)

✆  968 694 436
✉ info@stoplegionella.es

Damos servicios en; Murcia,
Alicante y Albacete

C/ Río Quipar, 7 Pol. Ind. El Saladar Lorquí (Murcia)

✆  968 694 436
✉ info@stoplegionella.es